El renacer del mollete

Don Juan había reinventado el mollete. Sin conocer de antemano la receta, su espíritu emprendedor le hizo volver a dar con la fórmula de un pan tradicional cuya producción lamentablemente se había ido perdiendo.

Depurando y definiendo su técnica, Don Juan Paradas Pérez consiguió dar forma al mollete que conocemos hoy en día. Posteriormente, al aumentar la producción, él se dedicó a elaborarlos y su esposa a venderlos. Pasados algunos años los hijos recogieron el relevo de sus padres elaborando por la noche y vendiendo a primera hora, siempre los molletes muy calientes y tapados con una manta.

En aquel horno se hacía de todo… En los inicios, el mollete se fabricaba en invierno y durante el verano, cuando se consumían menos molletes, se complementaba la actividad con la elaboración de helado, de noviembre a diciembre se cocían mantecados de los vecinos, bollos caseros, batatas y se asaban pimientos, una vez se terminaba la elaboración de pan.

SEGUIR

 
Durante mucho tiempo los molletes se repartieron en cestos,
puerta a puerta, por las calles de Antequera. En la fotografía,
Juanillo Bermúdez Olmedo.
© Mollete San Roque, S.A. 2008 - 2013. Prohibida la reproducción total o parcial | Aviso legal, privacidad y cookies | Grupo San Roque Antequera | Facebook
Este sitio web utiliza cookies con fines estadísticos y para permitir una navegación más fluida y personalizada. Ver las cookies que utilizamos.
Al continuar visitando la web acepta el uso de cookies.